Madroñobiker

Foro para aficionados al MTB de Sonseca, Toledo y otras zonas donde tenemos amigos con la comun aficción por este deporte.
 
ÍndiceÍndice  RutasRutas  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 MTB VI Vuelta al Rocigalgo 1-5.2012

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
El Pesca
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 266
Fecha de inscripción : 29/12/2009
Edad : 52
Localización : Siempre a rueda tuya, bueno si puedo te doy un relevo

MensajeTema: MTB VI Vuelta al Rocigalgo 1-5.2012   Mar Mayo 08, 2012 12:51 pm

Álbum de fotos en Picasa

Track de la ruta en ekibike

Tenemos tradicionalmente esta ruta todos los años el día 1 de Mayo y este a pesar de caer en martes la volvemos a realizar. En ella participamos varios amigos de siempre, Pincha el padre de la ruta, Leandro, Sunsi, Alfredo, Álvaro, Atilano que desde el pajarón del 2008 no se la ha perdido ni una vez, Ángel que se apunto a esta lobada como un valiente convencido por el Pincha que no quería quedarse solo, Kaña, Wence que hacia tiempo que no venia con nosotros, Manolo y Andrés que ambos son de Burguillos y compañeros de rutas de Wence y con los que he compartido pedaladas en alguna que otra ocasión. Claro y yo, que de otra manera como voy a contar la crónica.



Pero para esto fue necesaria una organización, la ruta esta hecha, pero hay que comer después, para ello hablar con la dueña del camping para ducharnos y comer allí. Este año con la crisis conseguimos un buen menú por el módico precio de 13 €. Todo esto necesita saber cuantos vamos a ir a la ruta y comer allí y hasta el día antes a las once de la noche alguno se apunto dificultando la labor de quien se preocupa en organizar una ruta de estas, en este caso el Pincha.



Bueno el día señalado ha llegado y a pesar del madrugón estamos todos puntuales en la puerta del camping deseando comenzar a dar pedales. Hace fresquito pero el sol ha salido y sus rayos se agradecen. Tras preparar y ultimar detalles en las monturas, hacemos la foto de grupo e iniciamos la ruta.



Los primeros kilómetros, hacia Hontanar, son prácticamente cuesta abajo, nos sirven para comenzar a mover las piernas sin esfuerzo. Pero en Hontanar comenzamos a subir, primero para salir de este valle y después para dirigirnos al puerto del Risco de las Paradas, que pronto comenzamos a subir. Como todavía estamos enteros el grupo comienza a estirarse, yo prefiero quedarme atrás, que hace fresquito y no quiero comenzara sudar tan pronto.





El grupo va coronando en el Risco y mientras todos terminan la subida nos hacemos unas fotos. Es el momento de ponerse el chubasquero pues ahora nos espera una bajada de diez kilómetros que nos puede dejar helados. Bajamos sin esfuerzo, que trabaje la gravedad que por una vez la tenemos a nuestro favor, recreándonos donde la carretera lo permite en el paisaje que el valle de Navas de Estena y Cabañeros nos ofrece.











Cruzamos el río Estena, a pocos kilómetros de su nacimiento, al hacerlo culminamos esta primera bajada. Damos paso ahora a una zona de bosque de encinas y alcornoques, _como me llamaba mi maestro en 2º de EGB_, vamos realizando una suave subida muy bonita donde a cada curva encontramos un paisaje digno de ver. Tras una vertiginosa bajada de dos kilómetros, hasta el arroyo Maíllo, comenzamos la subida del Asperón. Al principio lo hace ascendiendo suavemente, pero al pasar a la ladera del Cerro de Ciguiñuelas arremetemos contra fuertes rampas que obligan a emplearse a fondo si quieres subir a buen ritmo, también se puede subir tranquilo y relajado, _lo contrario que hice yo que por sacar cuatro fotos me di un sofocón_.









Tras coronar el Asperón bajamos con gran facilidad hasta el arroyo de las Ciguiñuelas, donde después de una corta subida llegamos al palacio viejo de las Ciguiñuelas, lugar acostumbrado a parar y tomar un bocado. Es el momento de recordar viejas experiencias vividas por estos parajes, mi pajarón de hace dos años cuando me cruce con mi amigo Agus y no le vi de lo mal que iba yo, el chaparrón de cuando fuimos a Guadalupe y nos refugiamos en las cuadras de los caballos.











Continuamos la ruta que no debemos parar mucho. Además pronto pararemos en Valdeazores, donde nos apartaremos al pueblo para tomar un aperitivo en el bar del primo del Pincha, que ni es primo suyo ni nada pero cada vez que pasamos por allí nos ponen un vinito de pitarra embocao que esta de vicio acompañado de choricito y embutidos de la última matanza. Pero para ello tenemos que continuar y para ello bajamos al río Frío, donde encontramos una vegetación maravillosa producida por la humedad del entorno. Tras el río una corta subida hacia el Cerezo para después bajar a la raña del Duque, en un punto donde hemos pasado de la provincia de Toledo a la de Badajoz. Este tramo de carretera es malísimo, recuerda a las clásicas de carretera por pavés, esta tan malo que a pesar de llevar bici de montaña con amortiguador circulamos por los lados de la carretera en busca de un firme mejor y los que tienen bicis dobles activan los amortiguadores traseros para suavizar el paso por los baches.









Pronto llegamos al cruce de Valdeazores, recorremos la carretera que pronto baja al río Estomiza, entrando de nuevo a la provincia de Toledo, por donde llegamos a la población de Valdeazores. Entramos en el pueblo y nos dirigimos al bar del primo del Pincha donde asombrados los parroquianos nos miran al ver entrar a tan peculiar manada de ciclistas.



Pero nos llevamos un chasco, el primo del Pincha esta con problemas de salud y un amigo le sustituye momentáneamente, una fatal casualidad ya que este no conoce donde esta guardado el vino ni tiene nada para comer, nuestro gozo en un pozo. Partimos eso si habiendo saboreado una deliciosa cervecita y con unas refotografías de las actividades y personajes que visitan la zona.





Subimos a la raña de Valdeazores, esto tras la parada se hace lento y pesado, pero una vez arriba es llano lo que nos permite marchar de maravilla hasta Los Alares. Llegamos a este pequeño pueblo tras bajar y cruzar el río Estenilla. Tras los Alares ascendemos aproximadamente un kilómetro para continuar ascendiendo por una zona de sube y baja, por la ladera del monte Potrica y en línea con el río Estenilla, donde subimos mas que bajamos y donde comenzamos a notar los kilómetros en las piernas. Entre otras razones porque comienza a llover, una lluvia fina que no molesta mucho, pero te acaba empapando, por suerte no hace frío y el ejercicio contribuye a que la ropa se seque casi al instante.



Pero es el momento de tomar una decisión. El Pincha tenia un plan para la ruta, el, lleva un mes sin montar en bici por una lesión y varios acontecimientos que le impidieron montar, Ángel, nunca a realizado rutas de esta distancia, ni estaba preparado para hacerla, ni se lo había planteado, prácticamente le convencimos para hacer la ruta. Su plan, pasaba por nuestro amigo Javi, que por otra lesión no podía realizar la ruta. Javi se animo a hacer la ruta en moto, saliendo claro esta mucho después, recogiendo las llaves de la furgo del Pincha, para terminar la ruta, cambiar de vehiculo y volviendo a recoger al Pincha y Ángel que esperarían en Los Navalucillos. Pero apareció la lluvia, con Javi contábamos con que a la una comenzara la ruta, nos alcanzase a las dos y no estaría de vuelta antes de las tres, eso sin contar con que podría comenzar mas tarde. Así que le pedí al Pincha las llaves de la furgo para ir adelantándonos, además esperar al compañero es algo común entre los ciclistas, pero hacerlo bajo la lluvia se convierte en un suplicio difícil de aguantar.



Tras agruparnos y poner en conocimiento del plan, tiramos por delante la mitad, quedándose rezagados Leandro, Kaña, Álvaro y Alfredo, más atrás venían Ángel y Pincha. De pronto el sonido de un motor, prestamos atención para no molestar al vehiculo cuando vemos a este parar, es Javi. Sin duda a salido antes de lo que esperábamos, cosa que nos viene de perlas, sobre todo a Pincha, Ángel y Alfredo que a pesar de no tenerlo previsto se une al grupo de la furgoneta, _aunque tenga que ir escondido tras la rueda de repuesto_, engrosando de este modo la lista de “Los Muertos del Pino”.



Los Muertos del Pino, es un titulo que se emitió en el año 2008, año que realizamos la ruta en el mes de Agosto con la idea de rematarla dándonos un bañito en El Mazo. El mazo fue el que golpeo a nuestros amigos Atilano y Edmundo, que castigados por la sed y el calor tuvieron que parar a la sombra de un pino. Edmundo inmediatamente se tumbo y quedo dormido hasta que Atila lo despertó al oír un coche acercándose, era el primo del Pincha que acudía a su rescate. Desde entonces estoy en posesión de los títulos de Muertos del Pino de Atilano y Edmundo, esperando la ocasión desde hace tiempo para entregárselos o hacérselos llegar, en breve me pondré con la elaboración del titulo de Alfredo. Se salvan en esta ocasión Pincha y Ángel pues su retirada estaba planificada con antelación. Este titulo, no es algo vejatorio, todo lo contrario, solo pretende que el titular se ria de si mismo al recordar el hecho, mientras que el resto compañeros lo admiraran por haber entregado todo por intentar terminar la ruta, a pesar de lo complicado de esta. _Mentira puta, el resto de “compañeros o amigos” nos descojonamos de los margaritos que quedaron sepultados bajo el pino y nos vamos a estar riendo hasta que se nos caigan los dientes_.



Bueno a todo esto, tras que nos dejara Javi, nosotros continuamos la ruta. Pasamos Robledo del Buey, bajando y cruzando el río Pusa, para afrontar una serie de sube y baja por la ladera de la sierra del Castillazo, que nos lleva hasta el área recreativa y fuente de La Cabrera. Marchamos con lluvias intermitentes que obligan a parar continuamente a quitarse y ponerse el chubasquero, mas por mantenernos calientes que por mojarnos o no. Tras pasar la fuente de la Cabrera, donde algunos reponen agua por última vez, aunque no es la última fuente, comienza la subida de las Becerras, son tres kilómetros con ochenta acumulados en las piernas. Al llegar arriba intento explicar donde esta el Rocigalgo, contemplamos el paisaje y nos hacemos una fotito los seis integrantes del grupo, foto que nos hizo un señor que junto a su familia contemplaba el paisaje y se brindo a hacernos, lo curioso es que no tenemos esa foto, jeje.





No me quito el chubasquero para afrontar la larga bajada hacia el Mazo, a pesar de que la lluvia ha remitido. Mas adelante, tras cruzar el río Pusa en el Mazo encontramos la carretera muy mojada, aquí a llovido bien y casi nos mojamos mas de lo que sube de abajo, que de la lluvia que antes nos cayo encima. Desde el Mazo subimos a Los Navalucillos, nosotros no paramos más que a agruparnos para aprovechar mientras que no llueve. Sin embargo, los que venían detrás, claramente los más borrachos del grupo, si que pararon a tomarse unas cervezas, tanto los que montaron en la furgo como Leandro, Kaña y Álvaro que continuaron la ruta en bici.



De los Navalucillos tomamos al salir un camino asfaltado que nos ahorra unos kilómetros saltándonos la localidad de Los Navalmorales. Desde aquí a la urbanización y el río Cedena es una ligera subida. Bajamos al río e iniciamos la subida del cuatro por ciento de desnivel con ciento diez kilómetros en las patas. A estas alturas cualquier repecho se hace duro. Pero al agruparnos arriba nos queda tiempo de contemplar el nido que un verderón tenia bajo unas matas.





Desde aquí nos dirigimos sin problemas a Navahermosa, el final esta cerca, pero todavía queda un escollo que salvar, La Milagra. Entramos en Navahermosa y tras callejear un poco salimos a la calle que nos lleva a la ermita de La Milagra. Una calle que asciende en línea recta durante un kilómetro marcando desniveles de hasta un quince por ciento en el tramo final. Subimos, _que remedio, tan cerca del final uno no se puede rendir_, así ignorando el dolor de las piernas que sufren en cada pedalada nos dirigimos arriba. Acertamos a realizar esta subida con la llegada de nuestros compañeros en la furgo, que ya con unas cañas al buche nos animan con voces y pitos, esto sin duda ayuda, culminando esta última ascensión y llegándonos al camping donde nos espera una duchita, la cerveza y comida.



Nos duchamos y tomamos unas cervezas mientras llegan nuestros compañeros, que no por llegar después merecen menos aplausos, pues esto fue entre otras cosas por acompañar a Alfredo, que estaba acabado, hasta que lo montaron en la furgo tras la rueda de repuesto.





Una vez juntos nos disponemos a comer un atractivo menú a base de entrantes al centro, sopa castellana de primero y chuletas de segundo, postre, café y chupito. Todo esto entre risas recordando lo acontecido durante la ruta. Cantándole el feliz cumpleaños a Kaña, con lo que instauramos la tradición del falso cumpleaños de Kaña, entre las miradas de los comensales que flipan ante la situación.







Pero todo tiene su fin, un año mas con la ruta conseguida, volviendo todos aunque algunos en volandas y prometiéndonos vernos el próximo año de nuevo en esta ruta. Ahora toca volver a casa y descansar de un duro día de bici y amistad. Deseando que llegue pronto el fin de semana para volver a dar pedales de nuevo.

Volver arriba Ir abajo
http://madronobiker.foro-activo.es
 

MTB VI Vuelta al Rocigalgo 1-5.2012

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» SANTIAGO-MENDOZA
» Vuelta a Mallorca en Mobylette-2012
» La Re-Vuelta a Tandil---> julio 2012
» CICLISMO-TROPELA 2013: LA VUELTA - Todo para txitxo, dos etapas y lider.
» CHAMPIONS · CUARTOS # AC.MILAN - FC.BARCELONA # 28-3-2012

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Madroñobiker :: Cronicas :: Cronicas de rutas clasicas-